El punto y coma

Hace poco, encontré un artículo acerca del punto y coma (Elogio —¿fúnebre?— del punto y coma) que me hizo reflexionar acerca de la agonía eterna del punto y coma y pronosticar su desaparición casi cierta durante este siglo.

El punto y coma es, quizás, el signo de puntuación con menos preceptos, siendo su uso de lo más subjetivo. Si a eso añadimos que en otros idiomas apenas se utiliza y los traductores respetan esa sequía ortográfica, nos encontramos con que su uso en español es cada vez más escaso, tendencia que, parece, va a continuar en lo venidero. Veamos si podemos salvar al punto y coma de la extinción.

Según el Diccionario Panhispánico de Dudas, el punto y coma indica una pausa mayor que la marcada por la coma y menor que la señalada por el punto. Al igual que la coma, se escribe pegado a lo que lo precede, y separado por un espacio de lo que lo sigue. En general, la primera palabra que sigue al punto y coma debe escribirse con minúscula.

¿Cuándo usarlo? El DPD incluye varios usos del punto y coma, siendo el último el menos sujeto a interpretaciones:

Se pone punto y coma detrás de cada uno de los elementos de una lista o relación cuando se escriben en líneas independientes y se inician con minúscula, salvo detrás del último, que se cierra con punto:

Conjugaciones en español:

verbos terminados en -ar (primera conjugación);

verbos terminados en -er (segunda conjugación);

verbos terminados en -ir (tercera conjugación).

En el resto de casos, úsese a demanda del texto. Poner punto y coma dependerá, pues, de la abundancia de comas en la frase y del ánimo de hacerla más comprensible (Cada grupo irá por un lado diferente: el primero, por la izquierda; el segundo, por la derecha; el tercero, de frente.), de la mayor o menor intimidad semántica entre las dos frases a relacionar con el signo ortográfico, de la longitud de estas y, por encima de todo, de la voluntad del escritor.

Debido a esta subjetividad, aprender a usar el punto y coma solo puede lograrse escribiendo y leyendo con atención a los que lo saben utilizar. Por cierto, en mí no te fijes: no lo he usado ni una sola vez en este texto, todavía estoy aprendiendo.

Anuncios

5 pensamientos en “El punto y coma

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s