Cuento de lunes

—Hija mía, ¿dónde has obtenido esto? ¡Veinticinco dólares! Jo, espero que no hayas hecho nada imprudente.
—No; lo obtuve honradamente; no lo he mendigado, ni pedido prestado, ni robado. Lo he ganado; y no creo que me riñas, porque no hice más que vender lo que me pertenecía. 
Al decir esto, Jo se quitó el sombrero y vieron con asombro que su abundante cabellera había sido cortada.
—¡Tu cabello! ¡Tu hermoso cabello! Jo, ¿cómo has podido hacerlo? ¡Tu única belleza! Hija mía, no era necesario… No pareces mi Jo, pero te quiero muchísimo por ello.
Louisa May Alcott, Mujercitas

 

Anuncios

5 pensamientos en “Cuento de lunes

  1. Jo, pues yo creo que leí este libro de pequeña, de joven, no sé, antes de cumplir 16 seguro. No recuerdo mucho más que de la película, pero esto sí lo recordaba. Que una mujer se corte los rizos siempre llama la atención, ¿no?

  2. A mí me llama más la atención que una madre le diga a su hija, que sus rizos eran “su única belleza”. La de “Mujercitas” que nos hemos tragado de pequeñas en formato película o cuento…

  3. Este libro lo tengo grabado en la memoria, es especial, fue el primero que me regaló mi madre por propia iniciativa. Siempre me regalaba muñecas, a las que yo no hacia ni caso, mi padre era el que se ocupaba de comprar libros. Recuerdo la cara de mi madre al ver la mía cuando me entregó Mujercitas. Después mientras yo lo iba leyendo me preguntaba si me gustaba. A partir de ese día, siempre que me quería regalar algo, me pedía que le hiciera una lista de títulos. Se transformó en una experta buscadora de libros para mí, incluso cuando vivíamos en pueblos tan pequeños que ni comercios tenían. Es hermoso recordarla gracias a este fragmento de Mujercita.

  4. Esta era la película de tooodas las navidades, este fragmento es de los que recuerdo, sobre todo porque a mí me chocaba que se pudiera vender el pelo y también me parecía increíble el revuelo/tragedia que montan por habérselo cortado, cuando a mí me encantaba el pelo corto. Lo que más recuerdo de la película es a Jo escribiendo en el desván, yo la envidiaba y quería ser como ella… Además era la única que merecía la pena, sus hermanas eran unas cursis rematadas, no las podía soportar, y todo lo demás de la peli tampoco. Pero Jo, Jo era la heroína escritora, la mujer luchadora enfrentándose al mundo. Luego leí el libro, pero creo que nos ha quedado a todas más el recuerdo de la película. Y sí que es fuerte que la madre le diga que ha vendido su única belleza, pobrecilla!!!

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s