Un año de #viernescreativos

Hoy se cumple un año de #viernescreativos. Por ello, no os propongo ningún juego, sino que os ofrezco un video con un resumen de las imágenes que hemos usado este año y aprovecho para daros las gracias y una ovación en pie 😉

Espero que lo hayáis disfrutado tanto como yo.

 

 

 

 

Una curiosidad: ¿cuál es la entrada de #viernescreativo con más visitas? Quizás, la que muestra la imagen menos impactante. 

 

 

Anuncios

16 pensamientos en “Un año de #viernescreativos

  1. Me enteré de su existencia tarde y he participado poquito. Sin embargo, he disfrutado de muchas de tus originales convocatorias. Muchas gracias, Fernando!!! 🙂

  2. Nos reuníamos los viernes. Primero Fer nos ponía una película o sacaba el álbum de fotos, o traía un dibujo que le gustaba, o simplemente soltaba tres o cuatro palabras, lo que le apetecía… Metíamos aquello en la batidora, le dábamos mil vueltas, le añadíamos un poco de ron y de ginebra y vomitábamos nuestras resacas a golpes de bic naranja.
    Podía ser un pez en una caja, unas abuelas ciegas, monstruos elásticos, un autobús en la nieve, un ramo de rosas… Cualquier cosa valía para estimular nuestras cabezas huecas. De ahí muchas veces surgía el amor, ese que siempre nos sale tan bien, o el desamor en un puño cerrado y rabioso; nos bañaba una ola de poesía y el erotismo nos erizaba la piel. Anita llegaba siempre la primera, soltaba su bomba y una sonrisa, y a su voz nos íbamos uniendo uno detrás de otro en una fiesta de palabras. Nos gustaba ir allí, dejar nuestro borrón y pringarnos con los manchurrones de los otros. Y cuando nos íbamos nos quedaba el sabor de las historias en el paladar y en los oídos y el deseo de que llegara el próximo viernes.
    Hoy nos toca brindar por esos viernes creativos y por los que vendrán.
    ¡Felicidades a todos! Y sobre todo al anfitrión, que pone la casa y las bebidas.
    Gracias, Fer, por esos viernes-musas que nos saben tan bien.

  3. Vernianos

    El hombre que se encierra en sí mismo dentro de su despacho familiar no es alto, ni fuerte, ni inteligente, ni dispone de un traje con súper poderes, ni tampoco es valiente, ni siquiera es un mutante—ni falta que le hace—. Es tan solo un tipo que, últimamente los viernes, se une al grupo de la Resistencia Contra la Rutina, (RCR), para transformar el mundo. Juntos, en la distancia, recorren las calles grises, los campos en blanco y negro, los sanatorios, los parques solitarios, los cementerios y lugares así, donde a falta de color, ellos le proporcionan, a base de ingenio sobre una hoja en blanco, una historia, un pasado, un futuro, una verdad y una mentira. Y cuando finalizan con su labor, ya nada es igual, todo se transforma, y la fantasía vuelve, por un momento, a vencer a la cruda realidad. Algunos los llaman locos, y otros microrrelatistas.

    Este microrrelato está dedicado para ti, Fernando, para agradecerte todas las semanas, cincuenta y dos más o menos, en que nos has incentivado a todos con tus imágenes, tus videos, tus frases, tu energía, con el único propósito de escribir por puro placer. Y es que en los Viernes Creativos no se escribe con la presión de un concurso, ni buscando la aprobación de un crítico o un editor, ni tan siquiera para airear nuestro ego, no, aquí los relatos nacen para retroalimentarnos con las letras, con los comentarios, con el ingenio de todos aquellos escritores que participan, generosamente, exhibiendo su talento. Y alguno pensará “qué pérdida de tiempo”, y puede que no le falte razón, pero ha de saber que la felicidad se compone de pequeñas pérdidas de tiempo que nadie puede explicar, y para mí, eso se llama pasión y, lo que se demuestra en los Viernes Creativos es que la escritura, para muchos, es nuestra religión. Así que bendita pérdida de tiempo.

    Muchas gracias, Fernando, por tu labor al frente de los Viernes Creativos y a todos los escritores que han ido dejando sus huellas en este proyecto altruista.

    ¡Feliz primer aniversario, Viernes Creativo! Y a por el segundo.

  4. Pues después de las palabras de Puri y Nicolás, poco puedo añadir, tan solo mi sincera gratitud por estos Viernes Creativos. He fallado algunos pero en los que he participado me lo he pasado muy bien. ¡Muchas gracias, Fernando!

  5. Me sumo al homenaje y dejo aquí un relatito que le dediqué a Fernando un viernes tiempo atrás.

    El abuelo Fernando

    Cada viernes, el abuelo nos sienta en la mesa de mármol de los pórticos y nos obliga a escribir. Nosotros hacemos como que no queremos, que es aburrido, ponemos mala cara y protestamos con buhh y aggg. Él siempre nos cuenta de aquellos tiempos en que gentes de todo el mundo escribían con sus propuestas, obvia nuestras risitas y cuchicheos y se deleita con su batallita ritual. Después se sienta en su mecedora, abre el periódico y nos deja con los pájaros volando alrededor.

  6. Felicidades para Fernando y para todos los amigos de los VIERNES..
    Yo llegué tras los pasos de algún colaborador, y me quedé.
    Recuerdo que fue el último del año. Ese tan insinuante de las bocas y las lenguas.
    Sexual healing, de Oscar Delmar.
    Es un juego que me gusta, deseo que llegue el viernes para ver con qué nos sorprendes.
    Y como he leído por ahí, no nos mueve el premio, ni el afán de destacar.
    Cada cual deja su regalo, porque así es como yo veo esta sección, un regalo para deleite de los que nos gusta leer y escribir. Y añadiría: Compartir.
    FELICIDADES

  7. Inspiración

    Te llamaré Viernes, te dije, pero ya te llamabas así. No recuerdo cómo llegaste a mi isla ni si te perseguía una tribu de caníbales o era a mí al que perseguían una horda de demonios, pero fue muy emocionante el encuentro. Pero no tardaste en desaparecer y me quedé esperando unos días a que volvieras. Lo hiciste de nuevo, con el traje hecho jirones y la mirada baja, avergonzada, de soledad y complejos. Te volviste a ir y otro día volviste con un gran ramo de flores, con un libro y un cráneo, con un puñal ensangrentado, con un puñado de pájaros. Por suerte, mantengo la costumbre de marcar con un cuchillo cada día que pasa, y ahora sé que cada siete, vienes con algo que me sacude de arriba abajo y no te vas hasta contar con varias docenas de historias debajo del brazo.
    Venías con nombre, Sr. Creativo, pero a mí me gustan los apodos.

  8. Enhorabuena por el proyecto y por mantenerlo. Me habría gustado poder participar más, pero el tiempo no es mi fuerte y meterme más presión perjudica mi cabeza (ya bastante perjudicada). Pero me declaro fan de la iniciativa.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s