Cuento de lunes

Estampa

Seguro que a vosotros se os ocurren un montón de motivos por los que un hombre puede decidir saltar desde la azotea de un edificio de cristal de cuarenta plantas. No os aburriré con eso.

Lo que me importa es que salta, que comienza un vuelo desgarbado, picado con la vida, convertido en una lágrima de carne y hueso que recorre la fachada del edificio.

Lo que me asombra es el público expectante que aguarda el desenlace, no por conocido menos hipnótico, señalando la trayectoria con el dedo para que ni los más miopes se pierdan el descenso.

Lo que me sorprende es que el suicida desaparezca a la altura de la ausente planta trece, residuo supersticioso del dueño del monstruo de cristal.

Lo que me aturde es el sentimiento general de decepción.

Jesús Esnaola

Este cuento está incluido en el libro de Jesús Esnaola  Los años de lluvia. Aunque la editorial que lo publicó ha quebrado, parece que aún existe un único ejemplar a la venta en Amazon. No sé a qué esperáis.

Anuncios

6 pensamientos en “Cuento de lunes

  1. Gracias, Fernando. Tengo un cariño especial a este microrrelato que nació hace unos 25 años. Tenía página y media entonces. No es que haya pasado 25 años recortándolo, es que un día, encontré la forma de decir lo que de verdad quería. Nunca es tarde.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s