Viernes creativo: escribe una historia

¿Qué tal si hoy nos cuentas un sueño? Puedes inspirarte, si quieres, en esta canción de Kevin Johansen. O no. Tú tienes la última palabra.

Te invito a dejar tu historia en un comentario en esta entrada, en facebook, en google+, en twitter, en tu blog o donde quieras, el asunto es escribir.

Anuncios

7 pensamientos en “Viernes creativo: escribe una historia

  1. Aún en sueños

    He dejado de verte en el supermercado, en la calle, en la playa, en el coche, en las montañas que escalábamos juntos. He dejado de verte y de hablarte pero cada noche, cuando te doy la espalda en la cama, sueño contigo como si aún estuvieras aquí.

  2. Gracias, mamá
    Recuerdo tu alegría al traerme ese regalo tan aparatoso, mamá. Creías que me ibas a sorprender y que me iba a hacer feliz. Y, ciertamente, al principio lograste tus objetivos, plenamente. Pero nadie contaba con que se iba a meter en mis sueños tu querido obsequio. Todas las noches aparecía esa alfombra en forma de nube, de color azul, tiñendo mis sueños. No he podido todavía imaginarme un cielo con inmaculadas y limpias nubes, ni siquiera las grises o negras, de las tormentas. Ahora todo es azul. Por eso le he dado la vuelta a esa estúpida alfombra de baño y no la he querido lavar en semanas, para ver si la mugre le borra esa tonalidad infantil. ¡Mamá! ¡Que ya tengo cincuenta años! Pensaba deshacerme de ese trasto inútil, pero creo que lo guardaré. Tú me lo has comprado.

  3. PLENILUNIO

    Me encanta descubrir lo que esconden tus versos cuando los escribes sobre mi espalda. Beso a beso, recitas un poema con tus labios y qué difícil es para mí mantenerme en silencio. Ahuyentas el frío que me estremece con la calidez de tu cuerpo y se derrite mi piel bajo las sábanas con el fuego que arde en tu aliento.

    Te conviertes en la banda sonora de mis noches cuando me susurras junto al oído palabras que aman. Mis ojos se inundan de luna cada vez que los tuyos son noche estrellada.

    Amanezco con mis sueños enredados en la mirada y este gélido vacío.

  4. Tuve un sueño. Soñé que tenía una casita en un árbol para mí sola. Una pequeña casa de madera, en la que refugiarme para contemplar las nubes, para ver el jardín desde arriba, el bosque, las piedras. Y soñé que las aves se detenían a beber agua y reponer fuerzas a mi lado y me hablaban de sus viajes. De lo pequeño que se ve todo desde lo alto; lo lejos que parece el horizonte y cómo la línea del mar, ante la vista, se funde con el cielo. Y estaba tan a gusto en mi casa, tan sumida en mi ensueño, que me nacieron alas en la espalda y volé… sueño adentro.

  5. ELLA

    Anoche volví a soñar con ella, ataviada con su vestido rojo, sus zapatos de tacón, paseando por la calle bajo la luz del sol.
    Anoche soñé con ella, con su nombre, con su mirada, con su sonrisa.
    Anoche soñé con ella, libre. Que por fin abandonaba esta cárcel, este cuerpo de hombre y era lo que me siento… mujer.

  6. ENSOÑACIÖN

    A partir de entonces, cada noche me esperaba la visión de una ciudad flotante y luminosa, poblada de flores y fuentes adornando sus calles. Me acostumbré de tal manera a su presencia que incluso llegué a notar como mi cuerpo se iba transformando en extraños edificios que surgían desde cada una de mis extremidades. Mi cabeza de tejados de piedra dejaba resbalar las finas gotas de lluvia por los aleros para limpiar las calles y permitir que los niños saltaran alegremente en los charcos que se formaban. Mis brazos entrelazaban las fachadas enjalbegadas y renegridas por la humedad, con balcones de hierro perfumados de jazmines. Mis piernas se alargaban en callejuelas románticas y frondosos parques plateados por la luna.

    Notaba como las mariposas del sueño giraban en círculos sobre mis hombros de ladrillo y cemento, de pilares de piedra o de muros de granito… Nunca dejaron de anidar los pájaros en mi cabeza, hechizándome con sus trinos mientras el viento afinaba sus instrumentos de metal para regocijo de los niños que me hacían cosquillas en los pies para que no me durmiese durante aquel plácido concierto.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s