Viernes creativo: escribe una historia

Hoy os pido que nos contéis un cuento épico, una leyenda, que exageréis un poco vuestra escritura para indagar en lo que no conocéis pero tenéis dentro.

Entonces, ¿qué os sugiere esta foto de Katerina Plotnikova?

katerina plotnikova

Katerina Plotnikova

Te invito a dejar tu historia en un comentario en esta entrada, en facebook, en google+, en twitter, en tu blog o donde quieras, el asunto es escribir.

Anuncios

9 pensamientos en “Viernes creativo: escribe una historia

  1. UN MAR DE HISTORIAS
    Tras arribar en la barca de piedra y haberse despedido de Santiago y sus discípulos, el héroe se detuvo a reflexionar. Buscaba compañía para, en el monte del faro, salir en procesión, una vez caída la medianoche. Su meta era San Andrés de Teixido. Hércules sabía que el viaje no iba a ser fácil: el Diaño, que habita los bosques, trataría de hacer mil diabluras para impedirles avanzar. El legendario héroe, sin embargo, no le temía. ¡Había vencido al gran Gerión! En este peregrinaje nocturno se topan con una bella princesa moura, peinándose en el monte. Hércules y sus compañeros, arrastrando sus hábitos, continúan su camino, envueltos en el misterio de la noche legendaria gallega.

  2. PODEROSO AMOR

    El búho abrió los ojos con curiosidad al escuchar un leve aleteo. Miró a su alrededor, pero la niebla que envolvía el bosque era demasiado densa. No se veía nada. Pensó que habría sido el susurro del viento que se mecía entre las hojas. Volvió a su duermevela, reajustó sus plumas y se aferró a la rama.

    Notó que el frío era menos intenso cuando la niebla se fue disipando con los primeros rayos de sol. Al despertar, la descubrió atusándose su plumaje de una blancura nívea como la luna. Unieron sus soledades desde que cruzaron sus primeras miradas que desprendían tanta ternura. Anidaron bajo sus alas al calor del amor que en sus pechos ardía.

    Llegaron las primeras nevadas y ella no pudo soportar las gélidas madrugadas que arreciaban sobre ellos sin piedad. Cayó inerte sobre la nieve, aunque él con su cuerpo le daba abrigo. Nunca se había sentido tan abatido ni su corazón tan roto de dolor.

    Desconocía que se rompía un hechizo bajo sus alas. Ante su asombro, desapareció su blanco plumaje y ella se transformó en una bella princesa.

    Al respirar su cálido aliento el príncipe recuperó su aspecto.

    Juntos tuvieron una vida de ensueño. Se amaron hasta el final de sus días.

  3. Lo que el sueño esconde

    Tumbada en el suelo rodeada de plumón Clara dormitaba mientras una enorme lechuza de mirada inquietante la envolvía con sus alas. Solía tener este sueño recurrente que la dejaba un tanto intranquila sin entender lo que ocurría. Cuando empezó a adelgazar sin motivo aparente el médico le recetó unas vitaminas que no sirvieron de nada. En pocos meses a Clara solo le quedaba un soplo de vida. Entonces comprendió el significado del sueño.

  4. Amor eterno
    Aalis dejó con delicadeza una rosa escarlata sobre un túmulo embozado por un sutil manto de hojas doradas, bajo el cual yacían las cenizas de su amado esposo Ludovico.
    No pudo evitar que las lágrimas recorriesen sus níveas mejillas y cayesen en un perentorio viaje sobre los pétalos, como gotitas de irisado rocío.
    Con regia puntualidad Aalis acudía a visitar a su esposo todos los domingos de fin de mes. Pero en noviembre le sorprendió una copiosa nevada. Comenzó el camino de regreso pero entre la espesura del hayedo, cayó exhausta, abatida, sobre el suelo algodonado por el manto nival, incapaz de mover sus cansados pies y sus frágiles manos. Sentía como los parpados le pesaban un poco más con cada tictac. En el duermevela vio como la brisa impregnaba con un hálito de vida los pétalos de la rosa, como si fuesen las alas de su ángel de la guarda la cubrieron con una clámide que aviva los rescoldos del amor eterno. Bajo el abrazo del hechizo del brillo de las pupilas del cárabo de Atenea, reconoció el alma de su amado.
    j. mariano seral

  5. EL BOSQUE DE LOS CUENTOS INACABADOS

    Érase una vez un bosque tan solo habitado por los Búhos Guardianes de la Fantasía. El lugar, en ocasiones, es visitado por las más famosas protagonistas de cientos de cuentos: Cenicienta, Blancanieves, La Bella Durmiente, Caperucita Roja, Bella…
    Narra la leyenda que, cuando a mitad de una historia, el sueño vence a los niños y el cuento no llega a su final, su personaje principal llega a este bosque. Aquí, al ritmo de los copos de nieve al caer, se escucha una nana entonada por el ulular de los Búhos. Bajo sus alas de fantasía acunan a la protagonista hasta que, a la noche siguiente, el narrador continúa el cuento inacabado.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s