Viernes creativos: niños

Buenos días,

Hoy os traigo una imagen mía. No es que sea una foto de calidad y maravillosa pero a mí me impactó. Os cuento el porqué. Estaba en casa con mis hijas, la mayor está entrando sin control de velocidad en la adolescencia o «aborrecencia» con lo cual, está pero no está. La pequeña es otro cantar. Sus ocurrencias suelen poner en peligro su integridad física o la de los demás. Pero, no te aburres con ella. Entre sus frases gloriosas y sus inventos, Carmen es la terapia perfecta para mantenerte al borde del infarto.

Total, que me acerqué a ver qué hacía, cosa que debo hacer si dejo de oirla trastear, y me encontré con esta imagen. ¿Por qué? ni idea. ¿cual era el propósito? no se me ocurre nada. Y lo peor es que ni le pregunté…por ahorrarme el susto.

Espero que os guste y os motive a escribir algún relato. Por cierto, los nombres de los que aparecen en la foto son: Pepe, María Parra y Martín.

Feliz Fin de semana, un abrazo,

Ele

«kids» Foto de Elena Mójer Gutiérrez

4 pensamientos en “Viernes creativos: niños

  1. LOS INSERVIBLES

    Todos creen que los niños vienen de París, pero no es cierto. Vienen en cajas de muchos, salen así de las fábricas de niños, todos diferentes y en principio, con todas sus piezas revisadas y correctas.
    Cuando llegan a los hospitales, se les distribuye. Una enfermera se encarga de ponerlos en funcionamiento en el momento exacto y empiezan a llorar. Es entonces cuando se entregan a los padres, quienes los examinan y se los llevan después de asignarles un nombre.
    Pero algunos salen defectuosos y cuando se les pone en marcha no funcionan como deberían. El protocolo señala que se les ha de preguntar a los padres, por si se los quieren llevar igualmente, a veces pasa. Pero casi nunca. Lo normal es que soliciten el cambio. Entonces se busca otro niño y se coge al bebé roto, se le desconecta y se le transporta a la zona de los inservibles. Se les olvida en una suerte de desguace donde en el futuro, se les extraerán las piezas que necesiten los niños que sí funcionaban bien el día que nacieron.

  2. Muñecas rotas
    El ramo de flores realizó una parábola perfecta desde las manos de su nueva cuñada hasta llegar a ella. Una profunda satisfacción la recorrió por dentro. Todo era fiesta y alegría en la cara de los invitados. La novia sonreía embriagada por el acontecimiento. Su hermano (el novio) también sonreía y su sonrisa era la de siempre, la de los juegos, las bromas, las cabezas arrancadas y las muñecas rotas…
    La novia estaba realmente preciosa y aún así, el ramo acabó por el suelo.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s