Viernes creativo: escribe una historia

A veces la vida se nos vuelve del revés, sentimos que nos elevamos o nos ahogamos.

¿Como es vuestra historia trastocada? Si queréis, podéis inspiraros en la foto de Ibai Acevedo.

Screenshot_20190926-195126.jpg

Podéis escribir vuestro texto como comentario en esta entrada, en Facebook, Instagram o donde queráis. El asunto es escribir.

7 pensamientos en “Viernes creativo: escribe una historia

  1. Nuestro caos
    Latidos secos se ahogan en esta pared líquida,
    mientras las tortugas aceleran su paso,
    las hienas no se ríen y los búhos
    cierran sus ojos en la noche.

    Ya no me asombra que emprendas vuelo
    aunque tu cuerpo carezca de alas.
    Sumergidos en la tierra estamos.
    El mundo cabalga sobre el desordenado
    caos de nuestra existencia.

  2. Luz azul

    Fue un accidente, tres vueltas de campana y la vida, de pronto, al revés. No es fácil acostumbrarse al principio, no encuentras las cosas; los cubiertos clavados en las piernas, la ropa donada en montones que la gente aparta con asco, la sangre en coágulos, el agua hasta las rodillas. Te olvidas de que buceabas las noches de verano porque no ves la escafandra. No tienes agallas y seguro que por eso no respiras. Inspirar, expirar. Y nada.

  3. Amor muerto

    Un mar de sentimientos nos inundó nada más vernos. Nos hicimos agua, viento, nos hicimos peces recorriendo firmamentos. Fundidos nuestros cuerpos, nadamos al unísono en el mar de nuestro tiempo.

    Nos pilló desprevenidos, sin barreras, sin cañones, ante tal inmensidad, ante tantas emociones, nos rendimos y dejamos fluir nuestros anhelos. Solo un pero, porque nada es perfecto, surgieron los terceros, quienes pensaron, hablaron y opinaron.

    Nosotros, sin querer, dejamos nuestros pies al descubierto, por los poros se filtraron las mentiras que lanzaban, y pisamos, se nos clavaron como espinas, tan hondo, que mancharon nuestro universo, lo contaminaron de fluidos tóxicos, esos que derraman a su paso quienes no conocen el amor de primera mano. El mar, una vez envenenado, comenzó a sangrar, a desprenderse de la vida, a rezumar muerte por cada esquina, los abrazos dejaron de ser tiernos, los besos no dejaban sabor a brisa y el olor salino, que en otro tiempo convertía en branquias nuestras sonrisas, se tornó en hedor irrespirable. Mis escamas se endurecieron, tus espinas crecieron, el roce, antes vibrante, es ahora doloroso y desesperante.

  4. DEL REVÉS

    Cuando te conocí, mi vida se volvió del revés. Me descubriste la cara oculta de la luna al desvelar el misterio de tu mirada. Me mostraste que había al otro lado del espejo. Inventaste un mundo nuevo para mí. Toda yo giraba como una peonza en torno a ti.

    Ojalá, nunca hubiese maquillado las marcas de mi rostro el primer día que me pusiste la cara del revés.

  5. Bajábamos entre oleadas de sal y la cólera de un fuerte oleaje, unidos por el abismo de la desesperación, que se hizo imposible de sobrellevar, a medida que los zarpazos de la vida se nos iban colando a través de los pliegues del alma y el tormento del cuerpo.

    Mucho antes vivíamos en una mansión, rodeados de lujos y caprichos, sin embargo aquel tren de vida tan fastuoso, que nos permitía disponer de un yate y un avión privado para escapadas de fin de semana o vacaciones a paraísos fiscales y playas de aguas cristalinas, acabaron siendo expropiados por el gobierno y la policía.

    En la cárcel sufrimos una considerable suma de vejaciones y engaños. Agresiones increíbles que no deseamos seguir soportando en nuestra mente, tampoco se nos hace viable cambiar de vida o empezar de cero, como algunos de nuestros abogados nos sugirieron por anticipado al cumplimiento de la condena. No, no tenemos ilusiones ni proyectos que nos salven de la ruina o de la marginación en la que fatalmente hemos caído. Ni siquiera nos sostiene ninguna creencia o sentimiento de supervivencia. ¡Estamos decididos a terminar cuánto antes con esta fatídica existencia! No tuvimos en cuenta, que todo lo que sube tiene que bajar o La Ley de la Gravedad y ahora nos hundimos sin remedio.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s